Nuestra calidad se renueva

El pasado miércoles Directivos del ITAES (Instituto Técnico para la Acreditación de Establecimientos de Salud) estuvieron presentes en la clínica para hacer entrega del diploma de una nueva Acreditación Internacional Plena por tres años de sus estándares de calidad y seguridad.

En una entrevista a directivos de ITAES, Dres. Ricardo Herrero (Dir. Gral.) y Ricardo Durlach (Vicepresidente) manifestaron  que hace 25 años que la entidad trabaja con instituciones de salud en el campo de la calidad y la seguridad; que responden a protocolos internacionales de la Sociedad Internacional de Calidad en Salud (IsQua) y que se van actualizando de acuerdo a los estándares de Calidad que rigen en el mundo.
“Con la acreditación vigente, hasta el momento son 50 las Clínicas Polivalentes con Internación que han acreditado en todo el país. En la Pcia. de Buenos Aires (excluyendo el conurbano), Clínica La Pequeña Familia es la única institución que ha alcanzado tal distinción. Nuestros estándares son internacionales, entiendan que estamos hablando de un nivel de cumplimiento de un manual muy exigente, nosotros fuimos los primeros que trabajamos para poder responder y poder imponerlo, así que lo que han hecho es importante”.

El Dr. Norberto Petraglia, Presidente y Director Médico de Clínica La Pequeña Familia, por su parte dijo que esta re acreditación es un premio a tres años de trabajo, esfuerzo y compromiso de mucha gente.
En primer lugar de los integrantes del Comité de Calidad y Seguridad del paciente, también de los integrantes de los "Círculos de Mejora" de los distintos sectores, y en fin de todos los integrantes de la institución. Y que implica  un difícil "cambio cultural" para priorizar la calidad y seguridad en la atención médica.
"Este desafío comenzó hace 6 años, cuando nos alistamos para la primera acreditación  y continuará si Dios quiere siguiendo este ciclo virtuoso interminable de "la mejora continua".
"Nos hemos impuesto esas metas para seguir siendo una clínica de referencia en provincia y seguir el camino de las instituciones médicas más importantes del país, para que nuestros pacientes sean cada vez mejor atendidos, y cada uno de nosotros sienta el orgullo de pertenecer a esta institución."

¿En qué beneficia  a los pacientes este proceso de Acreditación?

En palabras de la Dra. Mónica Daddiego, coordinadora del Comité de Calidad, “El trabajo para la acreditación de ITAES permitió a la Clínica forjar  las bases para iniciar un ciclo de mejora continua relacionado con los procesos asistenciales, con especial foco en la seguridad del paciente, pero también en aquellos que poseían impacto sobre familiares, profesionales y trabajadores.

Así fueron innumerables los ajustes en diferentes procesos y estructura aunque cabe destacar como los más significativos, la implementación de algunas de las Metas Internacionales de Seguridad del Paciente difundidas por la Organización Mundial de la Salud mediante las cuales se intenta promover acciones específicas para mejorar la seguridad de los pacientes”. 

Los cambios de procesos y estructuras que trajo aparejada la acreditación fueron muchos, pudiendo remarcarse los siguientes:

Asegurar la correcta identificación de los pacientes en los procesos asistenciales: para ello se incorporó la utilización de pulseras identificatorias y una política Institucional para el uso de dos datos (nombre y apellido y DNI) antes de la realización de un procedimiento.

Mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo que deben ser utilizados con los pacientes cuando forman parte del plan de tratamiento  mediante la implementación de  barreras  en la ubicación, almacenamiento, etiquetado, etc.

Garantizar la cirugía en el lugar correcto, con el procedimiento correcto y al paciente correcto: al respecto se incorporó la realización de una marca del sitio anatómico a intervenir y utilizar verificación de datos relevantes relacionados al paciente, cirugía y puntos críticos de la misma.

Reducir el riesgo de infecciones asociadas con la atención médica  a través de la correcta higiene de manos con capacitación al personal y familiares.

Reducir el riesgo de daño al paciente por causas de caídas  identificando y evaluando el riesgo de presentar una caída en todos los pacientes mediante sistemas de puntuación.

Por otro lado, vale destacar, que este proceso voluntario de evaluación externa nos dio un fuerte impulso de la mejora continua y la calidad, fomentando una adecuada cultura institucional que involucra a todo el personal en el desarrollo de esta metodología y permitiendo obtener mejores resultados en salud.